EP2 LF Levantamiento Fotográfico

La documentación fotográfica, la elaboración de los fotoplanos, las fichas

 

LF_La documentación fotográfica acompaña cada fase del trabajo, desde las primeras aproximaciones y visitas hasta el reconocimiento tendente a recoger toda aquella información grafica que permita un mayor conocimiento técnico o figurativo. Es oportuno que el estudiante, como sucede en la profesión, programe bien, anterior al proyecto, una extensa campaña fotográfica, sea externa como interna del edificio. Los puntos de toma de las imágenes deberán ser numerados e indicados planimétricamente, mientras las imágenes que se refieren a determinados detalles la norma establece que sean indicados con diversas identificaciones numéricas en el ámbito de la imagen complesiva. Para las fachadas externas deben ser realizados fotoplanos., que no pueden ser confusos, y que con los elaborados denominados ·estado de hecho”; ellos, a la vez, representan un útil instrumento de trabajo para las sucesivas elaboraciones graficas (figs. ) Para los ambientes internos, además de la foto de conjunto, deberán ser realizadas fotos complesivas de toda singular pared, del techo o de la bóveda y el pavimento., donde sea posible en fotoplano, para insertarse en las relativas fichas. Una útil representación, muy difundida en el campo profesional, es aquella de inserir la foto de las paredes, una vez restituida; de tal modo se liga muy eficazmente la configuración planimétrica con los alzados. También, son muy eficaces otros tipos de esquemas que se asocian a una representación en secuencia de las paredes. Todo estudiante podrá escoger, según el edificio, el tipo de representaciones más convenientes. La representación deberá contener todas las informaciones necesarias para un examen a vista., como la naturaleza de los materiales constructivos y del los revestimientos, los fenómenos de alteración/degradación y las posibles causas, etc. Todos los elementos que resultaran útiles para el proyecto: cuanto mayor haya sido el cuidado de las indagaciones, tanto más creíbles resultaran las indicaciones proyectuales..


1.Utilizando los programas que normalmente se usan en estas operaciones del tipo Archis, Realview, Rasta, RDF, Archicad o, para los más expertos Photoshop..  
2.Los pavimentos son, especialmente en edificios residenciales, muy difíciles de ser fotografiados complesivamente, sea porque se debería disponer de medios que usualmente no están al alcance de los estudiantes, sea porque lo obstaculiza diversos tipo de bienes muebles. En estos casos de deberá proceder a la documentación grafica y restitución de una porción significativa del pavimento. En otros tipos de edificios se establecerán los criterios apropiados para que la representación sea lo más exhaustivo posible , en función de los valores arquitectónicos del edificio, objeto del trabajo..  
 3.El examen a vista, si está bien dirigido, suministra muchísimas informaciones, y es preciso reiterarlo a los estudiantes que el edificio acabara siempre aportándonos nuevos conocimientos, si realizamos todo este proceso con cuidado y rigor exigido en esta fase preliminar de estudios. Si bien el estudiante no dispone de instrumentos complejos y sofisticados para estos análisis, creemos que se pueden obtener una información preciosa con instrumentos muy simples: el examen de superficies con “luz rasante” puede suministrar noticias sobre la presencia de apertura de puertas y ventanas, por no hablar de la presencia de pinturas murales, a menudo identificadas gracias a las señales de incisión o cuidadosas catas superficiales; otras observando las esquinas de muros o aleros protegidos donde se pueden encontrar trazas de diferentes características (pavimentavion, revestimientos, color, etc.).  
4. Estas representaciones o fichas constituirán el esqueleto portante para la “tercera representación” del levantamiento (cfr. los esquemas resúmenes de las fases de ejercitación de Laboratorio (LRA), fig.


El conocimiento profundo del edificio: el levantamiento del “estado actual”  
La ulterior fase del trabajo esta constituida por el levantamiento del estado actual, elaborado sobre la base de gráficos del levantamiento arquitectónico y de los fotoplanos. Ello constituye un momento central del ejercicio de curso porque constringe al alumno/proyectista a una atenta observación del edificio que lo llevara inevitablemente a su profundo conocimiento: lo que constituye un pasaje ineludible en este proceso metodológico de conocimiento del edificio. Se observa a menudo, sin embargo también en la profesión, como este elaborado viene sustituido simplemente por los fotoplanos; lo que representa una banalización de este proceso ya sea en el plano didáctico como profesional. Un fotoplano, de hecho, no llegara a ser nunca un instrumento que por si mismo nos permita comprender la complejidad temática de las superficies arquitectónicas, ni aquellas de su restauración; además, el alumno/proyectista eludirá las tareas necesarias para llegar a conocer el edificio y creera que solo con el hecho de haber realizado un producto grafico, eso si muy sugerente, con gran prevalencia fotográfica, que el análisis critico sobre la lectura de las fabricas esta exclusivamente basado en el dato fotográfico. Es exactamente lo contrario, ya que el proyectista debe seguir directamente o guiar sabiamente todos los elaborados graficos que lo llevaran a analizar escrupulosamente cada centímetro cuadrado de superficie, llegando a una formulación de proyecto ejecutivo cuanto mas atenta. Análogamente el alumno/proyectista deberá “enmarcarse” en esta dirección: solo en tal modo el laboratorio será “profesionalizante”. El “estado actual” debe registrar cada detalle, cada laguna, todo fragmento, las patinas, las manchas, los cuadros fisurativos, las cavidades, los escudos, etc (fig. ). Por tanto una representación fiel y realística del edificio entero, no limitada, obviamente, a las superficies externas. El gran esfuerzo analítico que viene requerido no es tanto realizar un “bello dibujo”, como obtener una representación pictórica que, por otra parte, presenta notables interpretaciones personales, así como numerosas anotaciones y observaciones que la hacen a su vez un verdadero. "documento”; una representación del hinc et nunc, que constituye, en la restauración, un punto de discriminación para las elecciones operativas del arquitecto, director de los trabajos de restauración.    
Estas representaciones o fichas constituirán el esqueleto portante para la “tercera representación” del levantamiento (cfr, los esquemas resúmenes de las fases de ejercitación de Laboratorio (LRA), fig.    
Hic et nunc es una locución latina de uso actual que significa literalmente "aquí y ahora“. Se utiliza bien para llamar la atención sobre la necesidad de pensar las cosas desde la realidad y no dejarse llevar por teorizaciones y planteamientos abstractos, bien para conducir un discurso hacia sus aspectos prácticos y concretos, lejos de generalizaciones y abstracciones.
   

   

Fotoplano de seccion. Casa de Castril (Granada) LF_03_Fotoplano de techos. Casa de Castril (Granada) LF_04_Fotoplano techo Convento Santa Catalina de Siena (Granada)_v2