Restauración Arquitectónica


LRA_Laboratorio de Restauracion Arquitectonica
El Laboratorio de Restauracion Arquitectónica de la Escuela Tecnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada (España)

LRA__ El Laboratorio de Restauración Arquitectónica de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada 1 basa su metodología en los principios y normas teóricas de la restauración, de forma práctica, mediante un coherente proceso de investigación en los edificios históricos y basado en el propio hecho proyectual.
El laboratorio universitario se diferencia, en general, de otras enseñanzas en su carácter interdisciplinar y operativo; se articula en la disciplina autónoma de restauración que constituye un modo de hacer característico y contrastado en el ámbito científico y universitario .2
Es también el lugar donde este proceso se realiza sobre un caso real. La restauración pertenece con pleno derecho al territorio de la arquitectura y no debe ser considerada una mera disciplina técnica, una especie de actividad “patológica” cuyo fin es exclusivamente la conservación y los “remedios” a las degradaciones de la arquitectura histórica, sino que debe estar imbuida de una actividad critica .3

Durante el curso el alumno desarrolla un intenso y extenso trabajo a modo de biric brac con el objetivo de llegar a conocer e identificar los valores arquitectónicos del edificio sobre el que trabaja: Es el método de la restauración arquitectónica “actualizado” a las exigencias más actuales y contrastado en las más prestigiosas Escuelas de Arquitectura. Este proceso de ida y vuelta consiste fundamentalmente en los siguientes apartados: análisis de fuentes históricas y documentales; levantamiento, lectura de los caracteres formales, constructivos y estructurales; análisis estratigráfico, cronologías (histórico-constructivo), adaptación a los nuevos usos. Se fomentara el estudio de los edificios mediante ensayos no destructivos, basándose en hipótesis de los sistemas constructivos de forma empírica. La restauración como síntesis entre las premisas de conservación y las exigencias de uso es aspecto fundamental del Laboratorio. Orientaciones para la interpretación de las lesiones y las intervenciones de consolidación; los soportes de la moderna tecnología para la conservación de los materiales. Relaciones con la arqueología (conservación de las excavaciones y las conexiones con los temas de la arqueología urbana). Extensión del concepto de restauración a la inserción de arquitectura de hoy en ambientes históricos. La utilización racional de la legislación en materia de patrimonio arquitectónico, edificación y urbanismo sobre la materia a través del conocimiento de su filosofía. El tema del “uso” y las implantaciones de modernas instalaciones en el contexto del patrimonio arquitectónico. La adecuación a las normativas y consideraciones de accesibilidad y nuevas tecnologías. El conocimiento y valoración de las Cartas de Restauración y todos aquellos aspectos que afectan a la documentación de los proyectos de restauración y que debe conocer el arquitecto que trabaja sobre el patrimonio arquitectónico.

El proyecto de restauración es un verdadero y propio proyecto de arquitectura, un acto de formación arquitectónica, que requiere una preparación profesional exigente, sustentada, básicamente, en una solida preparación histórica, con gran atención hacia las preexistencias sobre las cuales se interviene y no solo con el objetivo del “uso”, sino con un claro sentido de “actualización”: por ello las preexistencias no pueden representar, simplistamente, un “patrimonio de soluciones”, o un “adorno” o anexos en forma de “dosieres” de nuestro proyecto, sino el punto de partida de todo el proceso.
Ello no quiere decir, que no se puedan utilizar formas expresivas contemporáneas, quiere decir que ellas deberán ser ejecutadas según las necesidades impuestas por las preexistencias, ya sean motivadas por la reintegración de lagunas, o por una mejor comprensión del texto, o, en fin, por razones de utilitas . Añado, que superados los condicionamientos de naturaleza conservativa, no se puede negar, a priori, la legitimidad de ulteriores inserciones de formas expresivas contemporáneas, lo que indica que esta concepción de restauración critica va mas alla del restauro: sirva de ejemplo tantas esplendidas musealizaciones e inatalaciones museísticas a veces confundidas con naturaleza conservativa, mientras se definen como “arquitectura sobre las preexistencias” .4

1 El Laboratorio de Restauración Arquitectónica (LRA), se trata de modelo de enseñanza pionero y novedoso en el ámbito universitario español. Creado en 1998, se caracteriza por su carácter interdisciplinar y practico-operativo; la enseñanza dedica una parte importante de sus horas a la relizacion de los Estudios Previos (EP) al Proyecto de Conservación/Restauración, participando diversas disciplinas relativas a otros sectores científicos. La actividad del Laboratorio de Restauración arquitectónica (LRA) de desarrolla normalmente en el arco de un semestre, un tiempo bastante reducido, que exige una dedicación intensa durante todo el proceso metodológico, levado a cabo de manera intensa y con sumo rigor. Los principios teóricos de la restauración, por tanto forman parte indisociable del Laboratorio, constituyendo una ida y venida, en todo momento a través de teoría, normas, técnicas, criterios actuales y diversas experiencias practicas. El trabajo de síntesis final constituye un posterior trabajo basado sobre los Estudios Previos, cuya coherencia y crítica son base del Proyecto de Restauración Critica Conservativa, donde se plantea siempre la problemática de los nuevos usos del patrimonio arquitectónico.

2 Para un panorama sobre el debate actual sobre la restauración véase: G. CARBONARA, Le tendenze attuali del restauro in architettura, in Enciclopedia Universale dell Arte, Secondo supplemento, Nuove conoscenze e prospettive del mondo dell arte, Istituto Geografico De Agostini, Novara 2000, pp. 533-541, tavv. 156-157.

3 “La “restauración crítica” fue planteada por Cesare Brandi y Roberto Pane. Sus principios alteraban la “metodología sistemática” basada en los valores documentales para todos los monumentos propuesta por Giovannoni por un ·no-método” genérico teniendo en especial consideración la realidad completa del edificio, en general sus valores artísticos relegando en alguna medida los documentales. De esta manera la restauración, como diría Roberto Pane se convierte en verdadera y auténtica obra de arte en sí misma: “il restauro è esso stesso opera d´arte”. La concreción de la teoría fue realizada en 1975 por los arquitectos italianos Renato Bonelli y Giovanni Carbonara que conciben la restauración como “atto critico” y, en conclusión como “atto creativo”, esto es “proceso critico e atto creativocada restauración y cada monumento constituyen un caso en sí no insertable en categorías, sin normas ni dogmas previos, sino establecidos para el caso y que sean denunciados por la propia obra una vez haya sido estudiada con sensibilidad histórico-crítica y conocimientos técnicoa”. (Cfr. Giovanni Carbonara, in Che cos'è il restauro? Nove studiosi a confronto, (da un'idea di B. Paolo Torsello), Venezia, Marsilio, 2005)
La teoría fundamental de Brandi no se ha traducido al castellano hasta la publicación de su Teoría de la restauración, Alianza Forma, Madrid, 1988, esto es, veinticinco años después de que saliera en Roma.. Sobre Roberto Pane (Taranto, 1897-Nápoles, 1987) sus escritos apenas han sido publicados en España. Cfr. R. MORMONE: Roberto Pane. Teoria e storia dell´architettura, Ermanno Cassito Editore, Napoli, 1982.

4 Esta amplia reflexión teórica encuentra en algunos sólidos principios los puntos de apoyo sobre los que el alumno-proyectista deberá observar, incluso en el futuro profesional; ellos son: a) respeto absoluto de la autenticidad del texto en su actual consistencia histórica y figurativa; b) distinción de la intervención (que no debe traducirse en su ostentación); c) potencial reversibilidad de la intervención; d) mínima intervención; e) compatibilidad químico-física de la intervención.